Diario de viaje

“Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente”
Mark Twain

Hace un tiempo descubrí que escribir se había transformado en parte esencial de mis viajes y la idea de que cada blog que abría terminara con el regreso a Buenos Aires no me convencía. Este blog será entonces la manera de prolongar esos viajes. Será una excusa para no dejar de escribir y no dejar de viajar.

Escribo para no olvidar, mi memoria es de lo peor. Escribo para re-encontrarme con la que fui porque el tiempo y los viajes nos transforman y a veces esa metamorfosis se nota hasta en la piel.

Cada lugar nos invita a adaptarnos. No importa cuantas veces visitemos un lugar la experiencia siempre será distinta. Y no me refiero exclusivamente a cambios profundos o existenciales, para nada, algo tan simple como dormir mal la noche anterior es suficiente para ver todo de otro color de la misma manera que visitar un mismo lugar en distintas estaciones del año.

Con el tiempo uno aprende que no hay una sola manera de viajar como no hay una sola manera de vivir y si uno es lo suficientemente curioso y observador eso nos permite -aunque sea por un ratito- espiar cómo se vive en otros lugares: qué comen, como se mueven, cuáles son sus costumbres y creencias.

A veces es difícil salir de la rutina, desenchufar la cabeza de las preocupaciones y estar dispuesto a observar con la mente abierta y dispuesta a aceptar lo diferente. Pero al mismo tiempo, creo que es justamente eso lo que nos permite recargar energía y volver a empezar, es lo que descontractura la mente y nos saca del lugar donde todo es conocido.

Pasajera frecuenta intenta ser mi diario de viajes, nada mas, una manera distinta de compartir aventuras, fotos y recetas.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Animated Social Media Icons by Acurax Wordpress Development Company